Laboratorio 02

La entrega del este laboratorio será para el 22 de febrero porque el profe se atrasó mostrando los resultados.

Perdón.



Resultados.

Como se les mencionó en clase las muestras del laboratorio de microorganismos no llego a salvo, por lo que le llegamos a realizar un cultivo al cultivo. lo cual se obtuvo lo siguiente:

En la figura se observa la formación de una pequeña estructura. A lo observado de le monto en un portaobjeto. para ello utilizamos los siguientes materiales:

Portaobjeto

Asa

Muestra

La muestra en el portaobjeto.

Al observarla bajo el microscopio se observó lo siguiente:


Al aumentar la imagen:

Como observamos el cultivo no nos arrojó formación bacteriana sino más bien un hongo, les presento al Aspergillus fumigatus que es un hongo ambiental que produce infecciones oportunistas en el hombre y forma parte de la microbiota habitual hallada en el ambiente; aire, suelo y vegetación en descomposición.

Todo esto indica que la muestra en alguna etapa del laboratorio se contaminó, lo interesante es que en esta muestra en particular, no se observaron bacterias. Aquí cabe preguntarse como biotecnólogos como entró el hongo y no las bacterias.



Aspergillus fumigatus

En su laboratorio en la Universidad Virginia Tech, en Estados Unidos, el bioquímico y biólogo costarricense Pablo Sobrado lidera dos investigaciones para crear medicamentos nuevos contra la tuberculosis, el mal de Chagas y enfermedades pulmonares causadas por un hongo llamado Aspergillus fumigatus .

Las investigaciones buscan encontrar los puntos débiles de estas enfermedades para atacarlos y que la bacteria u hongo que las produce muera y deje de atacar el organismo humano.

Desde hace año y medio, Sobrado y su equipo buscan estos medicamentos. Ellos encontraron dos puntos débiles que pueden atacarse para matar a los causantes de las tres enfermedades: una enzima que aumenta la producción de hierro y un azúcar presente en las paredes celulares del hongo y de la bacteria que provoca la tuberculosis, y que también se encuentra presente en el parásito que transmite el mal de Chagas.

La idea es entonces encontrar un medicamento que “desactive” la enzima o que detenga la producción de dicho azúcar.

Destruir la producción de hierro. La primera investigación se utilizará para obtener medicamentos contra tuberculosis y las infecciones pulmonares.

Se trata de inactivar la enzima que permite que el hongo Aspergillus y la bacteria Mycobacterium tuberculosis , causante de la tuberculosis, se mantengan vivos.

Tanto la bacteria de la tuberculosis como el hongo Aspergillus necesitan de gran cantidad de hierro para mantenerse vivos y crecer. Los niveles de hierro en el cuerpo humano no son los suficientes para permitir esta supervivencia, pero la bacteria y el hongo secretan un sideforo, una sustancia que les permite generar enzimas que aumentan los niveles de hierro en el cuerpo humano.

De esta forma, la bacteria o el hongo atacan fácilmente el cuerpo humano y la enfermedad se desarrolla con fuerza.

“Los sideforos y las enzimas con las que actúan la bacteria de la tuberculosis y el hongo Aspergillus son diferentes, pero trabajan igual. Si logramos entender cómo funcionan las enzimas, sabremos cómo desactivarlas y así crear medicamentos eficaces. Ya logramos reproducir estas enzimas en laboratorio y las estamos estudiando”, dijo Sobrado.

Debilitar el azúcar. La otra investigación daría medicamentos contra los tres tipos de enfermedades. Consiste en debilitar la galactofuranosa, un azúcar que es componente principal de la pared de la célula de la bacteria de la tuberculosis, del hongo Aspergillus y que también está presente en el parásito Trypanosoma cruzi , agente del mal de Chagas.

Este azúcar es hecha por la enzima UDP-galatopyranosa. El estudio consiste en inactivar la enzima para que la producción de azúcar no se realice. De esta forma, el agente de la enfermedad moriría y no podría atacar más al cuerpo humano.

En este momento, el equipo de investigación estudia el comportamiento de la enzima y de la galactofuranosa para encontrar la mejor forma de inactivar la enzima o desacelerar la producción del azúcar.

Si esto se logra, se tendría un medicamento que mataría a la bacteria de la tuberculosis, al hongo Aspergillus y al parásito que transmite el mal de Chagas.


Entradas destacadas

Los servicios que aquí se brindan son gratuitos y enfocados  en el área de Ciencia